One Source Story

Nos responsabilizamos de todo el proceso de producción, desde la semilla hasta la botella. Por un mundo mejor y un vodka mejor.

Una fuente

Nuestra filosofía de producción se resume en "una fuente", lo que significa que todo lo referente a este proceso ocurre en los alrededores del pequeño pueblo de Åhus, Suecia. Todos los ingredientes de Absolut Vodka se obtienen en un radio de 100 kilómetros. Cada gota de agua y cada semilla de trigo proceden de la misma fuente, el mismo pueblo y la misma comunidad. Esta filosofía se conoce como "una fuente" y es la razón por la que Absolut mantiene siempre su altísimo nivel de calidad, en cualquier rincón del mundo.

Emisiones de CO2 neutras

Gracias a nuestro deseo de mejorar y ser cada vez más sostenibles, nuestra destilería es una de las más eficientes energéticamente del mundo.* Nos enorgullece poder decir que, en la actualidad, nuestras emisiones de CO2 son neutras.

*2016 BIER Informe sobre benchmarking del uso de agua y energía

Trigo de invierno

Solo utilizamos el resistente trigo de invierno de Åhus, en el sur de Suecia. Los fértiles campos de esta zona del país son ideales para el cultivo de trigo; las cosechas duplican la media mundial. También nos permiten mantener un altísimo estándar de calidad.

Agua cristalina

El 60 % del vodka es agua, así que este tema es realmente importante. Por eso siempre la obtenemos de nuestros propios pozos, situados a más de 140 metros de profundidad. Esta agua ha sido filtrada durante miles de años por el rocoso sustrato sueco. Su nivel de pureza es tan alto que apenas necesita que la tratemos. Aporta un sabor natural imposible de conseguir en un laboratorio.

Una comunidad

Llevamos más de 100 años elaborando vodka en Åhus. Nuestra filosofía es que para crear vodka de la máxima calidad hay que defender unos determinados valores. Valores como el respeto por la tradición y el conocimiento transmitido a lo largo de generaciones de granjeros y destiladores.

Nuestros granjeros son como de la familia

Contamos con una comunidad de alrededor de 338 granjas en la región de Skåne, Suecia, que se encarga de sembrar, cultivar, recoger y entregar el trigo de invierno. Por supuesto, conocemos a todos los granjeros por su nombre: Torgil, Gudrun, Henrik... Compartimos una serie de valores como la calidad y la sostenibilidad, y trabajamos para promover técnicas de cultivo sostenibles que garanticen el mejor trigo y a la vez tengan un impacto positivo en nuestra comunidad. No lo hacemos porque esté de moda. Lo hacemos porque lo sentimos. Está en nuestros genes.

Reciclamos todo

No nos gusta desperdiciar nada. De nuestro destilado puro obtenemos un derivado que se conoce en sueco como "drank". Es rico en proteínas, por lo que sirve para alimentar 290.000 cerdos y vacas de los alrededores. Todos los días.

Botella de vidrio

Al igual que el resto de ingredientes, las botellas de vidrio también se producen dentro de nuestra comunidad, en la cercana fábrica de Limmared. De esta forma, nuestras plantas de embotellado reciben cada 3 horas botellas vacías de Absolut Vodka listas para ser rellenadas. Las botellas están fabricadas con más de un 40 % de vidrio reciclado.

Un vodka insuperable

Elaborar el mejor vodka del mundo es un viaje holístico que conecta con nuestra tradición sueca de fabricación del vodka y con nuestro compromiso con nuestra propia fuente y comunidad. Contar con "una fuente" y "una comunidad" nos permite controlar de manera respetuosa todo el proceso, desde la semilla a la botella. Esto significa que puedes seguir el rastro de cada botella hasta llegar a un grupo de granjeros.

Un proceso complejo

La destilería y el proceso de producción puesto en marcha y dirigido por nuestro talentoso equipo de personas se refleja en el sabor y el aroma de nuestro vodka. El hecho de que la destilería fuera diseñada y actualmente esté dirigida por nuestro propio equipo es un factor diferencial que la convierte en una de las más eficientes energéticamente del mundo. La levadura que utilizamos para la fermentación procede de nuestra propia cepa. Es como un sello que le confiere a nuestro vodka un sabor único. Posteriormente destilamos y mejoramos nuestra bebida cientos de veces para darle una personalidad propia, famosa en el mundo entero.